8 de agosto de 2010

Kono Yoshinori


Kono Yoshinori es sin duda alguna el más célebre artista marcial japonés contemporáneo. Autor de decenas de libros y vídeos sobre las artes marciales, protagonista en series y emisiones televisivas, lo podemos ver continuamente en la portada de revistas y como invitado en programas de televisión. De renombre mundial es la primera verdadera estrella de las artes marciales tradicionales debido a su fama más allá del estrecho marco del mundo de los profesionales.

Iaijutsu


La vestimenta cotidiana
Siempre viste kimono tradicional, calza getas ipponba, furoshiki en una mano y su katana en la otra! Los getas ipponba son tradicionales zuecos japoneses de madera, pero de un solo diente. El furoshiki es una bolsa tradicional elaborada con un cuadrado de tela que se puede plegar de diferentes maneras. En las distancias cortas te hace sentir que ha viajado en el tiempo.

Katana, getas y furoshiki cotidianamente ...


Fotos y autógrafos
Los transeúntes suelen pararle en la calle y pedirle autógrafos. Kono Sensei está acostumbrado a esta atención y siempre suele responder con una tímida sonrisa. Vaya donde vaya en Japón cada vez se repite la misma escena. Sí, Kono sensei es una estrella.

Kenjutsu


El comienzo tardío
Cuando era adolescente, Kono sensei se preguntó qué era vivir naturalmente. Para responder a esta pregunta decidió practicar artes marciales y comenzó con el Aikido. Lo hizo con pasión y paralelamente estudió el Kashima Shin Ryu y varias escuelas de Shurikenjutsu. Posteriormente, fue al encuentro de diferentes maestros para practicar y observar todas las disciplinas que podían aportarle respuestas en su búsqueda.

Nota: Shuriken significa la hoja tras la mano. Consiste generalmente en puntas cortas utilizadas para ser lanzadas. No se deben confundir con los shaken, estrellas ninja, que no son más que una variante de este grupo.

Shurikenjutsu


Conoce a Tetsuzan Kuroda
Kono sensei posteriormente descubre el Shinbukan Kuroda Ryugi y decide reunirse con su soke, Tetsuzan Kuroda. Esta reunión marcará sus vidas. Kuroda sensei y Kono sensei sólo se llevan un año de edad. Su pasión por la práctica pronto los une y simpatizan mutuamente. Kono ve en Kuroda el transmisor de una tradición inalterada. Kuroda es un artista marcial de excepción y ve en Kono un practicante de excepción con una mente aguda y crítica. Cada uno de ellos dará lo mejor de sí mismo y saliendo ambos definitivamente cambiados.
Kuroda sensei habiendo revisado su legado comprenderá aún más profundamente la riqueza al mismo tiempo que Kono Sensei será marcado por los principios del Shinbukan. De su complicidad nace un libro que por desgracia aún no ha sido traducido.



Las lecciones del pasado
Un punto clave en la investigación de Kono Yoshinori es su voluntad de redescubrir los secretos de sus antepasados. Está claro que para él las hazañas de los héroes deportivos de hoy en día son muy poco en comparación con las proezas de los guerreros de la antigüedad. Y es verdad que verlo jugar junto a campeones deportivos y profesionales en su campo, no puede sino remarcar su reflejo. Kono Yoshinori considera que una de las mayores tragedias de Japón es el haber perdido el uso tradicional del cuerpo. Explica que durante la transición del feudalismo al mundo moderno, en la época de Meiji, los japoneses cambiaron totalmente la forma en que se movían en tan solo pocas décadas…

A finales del 1700, el archipiélago cerró sus fronteras durante doscientos cincuenta años. Aislado del mundo, Japón había desarrollado una cultura única y refinada como shogun Tokugawa y fueron capaces de perpetuar su dominio sobre el país durante la mayor era de paz de la historia. Pero el mundo y la turbulencia severa alcanzó al país después de que los nuevos líderes mundiales pensasen que los japoneses, a fin de someterse a su yugo, no tenían otra opción que estudiar y copiar a las grandes potencias. El plan iría más allá de toda expectativa después de que Japón lograse derrotar a China y Rusia y se convirtiera así en el primer país asiático en formar parte de las grandes potencias.

Pero el costo fue muy grande. Actualmente es imposible imaginar la magnitud del cambio que tuvo lugar en aquel momento. La historia nos dice que en esos últimos años la ropa, la comida, los edificios e incluso los olores de la misma, cambiaron dramáticamente. Por supuesto que Japón mantendría, quizás más que cualquier otro país, gran parte de sus tradiciones, pero también perdería su increíble riqueza artística y cultural, como pudo ser el caso de castillos y templos arrasados o la venta y fundición de las espadas. Con la fiebre de la modernización Japón sufrió un daño irreversible. 

Fue en este tiempo en el que se perdió la manera tradicional de caminar, y por tanto de utilizar el cuerpo. Mediante el estudio de numerosos documentos como las primeras fotos de Japón, edensho, diversos escritos y pinturas de la época, Kono sensei ha descubierto que los japoneses del pasado no andaban avanzando el brazo y la pierna opuestas como se hace actualmente, sino guardando el brazo a lo largo del cuerpo siguiendo la columna vertebral.
Nota: Edensho, pergaminos donde se encuentran dibujos con las técnicas del Ryu, la tradición marcial.

 
A la búsqueda de sus ancestros …


Extracto de un artículo publicado por L. Tamaki.


2 comentarios:

  1. Es una lastima que no haya mas material accesible sobre el maestro Kono, gracias por acercarnos el trabajo de este gran Artista a los españoles e hispanohablantes.
    Saludos desde Sevilla.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Pedro, tengo bastante documentación, que tengo la intención de ir subiendola aquí, más aún, espero volver a traerlo a Valencia muy pronto.

    Un saludo fuerte,

    ResponderEliminar